sábado, 21 de agosto de 2010

Lugares Donde ha Trabajado
la Resp. Logia Montecristi

Por Hno:. Jesús M. García Vázquez

video



video


En el año 1906 en la Calle José Martí, esquina a Serafín García, actual Calle 21, esquina a la Calle 28,  lugar  en el cual existía en esa época una cuartería en forma de “L” que sus frentes daban para ambas calles. En ese lugar residía en el año 1906, el Hno: Luis Romero Ravelo, Maestro fundador de la Logia “Montecristi”. En ese lugar se reunieron el día 16 del mes de Abril un grupo de hermanos masones residentes en el municipio y fundaron la Logia “Montecristi”. El acto de la fundación y varias tenidas más tuvieron lugar en una habitación de la vivienda, ocupada por el Hno: Romero, que formaba parte de la cuartería. Según versiones de la Sra. Sara Romero, hija de Luis Romero, posteriormente la logia adquirió unas habitaciones, dentro de la propia cuartería, y las habilitó para el trabajo logial masónico. En este sitio tuvo su sede social “Montecristi” hasta el día 26 del mes de Junio del año 1910, en que batió sus columnas.

A la derecha, tarja conmemorativa,
colocada en la esquina que forman
las Calles José Martí
(actual Calle 21) y Calle Serafín García
(actual Calle 28), lugar donde se fundó
en el año 1906, la Logia "Montecristi".

El día 4 del mes de Abril del año 1912, por segunda vez los hermanos de “Montecristi” se organizan en funciones logiales y levantan columnas masónicas en Los Palacios. Estuvieron trabajando logialmente organizados hasta el mes de Septiembre del año 1915 en que la Alta Cámara en su Sesión Semestral les retira la Carta Patente. En ese segundo periodo de organización se desconoce con certeza en los lugares que sesionaba, pero se presume que las tenidas logiales se celebraban en los hogares de los miembros de la logia. Por carecer por más de tres años de sede social fue uno de los motivos que valorizó la Alta Cámara para retirarles la Carta Patente.

En los meses finales del año 1923, los masones de la disuelta Logia “Montecristi” comienzan por hacer gestiones y contactos para nuevamente constituir la logia. En esta oportunidad eran guiados por el Hno: Ramón Fiallo Borges, en cuya morada se reunían. En Enero del año 1924 eligen el cuadro directivo de la logia y solicitan Carta Dispensa a la Gran Logia Occidental de Cuba, con sede en Güines, Habana. La Carta Dispensa les fue otorgada con fecha 3 de Febrero del año 1924 y el día 29 del mes de Febrero de ese año bisiesto de 1924 viene a los valles palaceños el Hno: José Alberto Bec, Venerable Maestro de la Logia “Paz y Concordia” de los valles de Pinar del Río y quien era a la vez el Diputado Provincial del Gran Maestro de la Gran Logia Occidental, para constituir la Logia “Montecristi” y hacerles entrega de la Carta Dispensa. Este ceremonial, como todas las reuniones y sesiones celebradas, se llevaron a efecto en una habitación del hogar del Hno: Ramón Fiallo. Clasificándose este hecho y esta fecha como el comienzo de la tercera y última etapa de la organización logial de “Montecristi”. Etapa que ha llegado gloriosa y victoriosamente hasta el día de hoy.

Tarja Conmemorativa.

Por segunda vez celebran sesión al día siguiente, el día 1 del mes de Marzo, y en esta sesión el Hno: Ramón Fiallo, V/Maestro, le comunica a la logia que tiene en trato el alquiler de una casa para la instalación de “Montecristi”. Para tales efectos convoca la logia para el sábado día 15 del mes de Marzo para determinar sobre el alquiler de la casa, la adquisición del mobiliario, los enseres y arabescos necesarios para el trabajo masónico.

En la sesión del día 15 del mes de Marzo tratan sobre la instalación de la logia en una casa alquilada en la Calle Warren (actual Calle 20). En la próxima sesión celebrada el día 29 del mes de Marzo, determinan que la venidera sesión se celebre en la casa alquilada de la Calle Warren.

El domicilio del Hno: Ramón Fiallo Borges, V/Maestro, situada en la Calle Serafín García, esquina a Ramón Cruz (actual Calle 28, esquina con la Calle 19), lugar donde años más tarde residió el Sr. Antonio Martínez (Calinga) y donde operó una tintorería, sirvió de lugar de reunión para los masones de “Montecristi” y de Casa-Templo para la instalación de la logia y celebrar cuatro sesiones, día 29 del mes de Febrero y los días 1, 15 y 29 del mes de Marzo.

Con fecha 5 del mes de Abril del año 1924 celebra la Logia “Montecristi” su primera sesión en la casa alquilada en la Calle Warren. En esta sesión designan al Hno: José María Pérez Paula para que se hiciere cargo de la compra de la madera y todo lo concerniente en la reparación del inmueble, por estar urgentemente necesitado de reparación. Esta casa era una edificación de madera y techo de tejas y se encontraba situada casi al frente, en la acera contraria, del lugar donde el Hno: Higinio Hevia Hano tenía el almacén de los productos de La Tropical, firma cervecera y maltera y de cuya firma fue su representante por muchos años en Los Palacios. Esta vivienda, de construcción solariega, dejó de existir en la década de los años treinta y en ese lugar se construyó un conjunto de casas contiguas unas a las otras.

En la sesión celebrada el día 21 del mes de Junio del año 1924, el Hno: José Valdés Sosa somete a la consideración de la logia un proyecto para la construcción de una Casa-Templo y que sea de entera propiedad de “Montecristi”. Este proyecto, el que fue apoyado por varios masones, queda “bajo mallete”. En la sesión del día 20 del mes de Agosto del propio año 1924, el Hno: José Valdés Sosa inquiere de la Veneratura del proyecto presentado por él y apoyado por varios hermanos en relación a la construcción de la Casa-Templo. El Venerable Maestro convoca la logia para el domingo 31 de Agosto y en esta sesión extraordinaria se iba a tratar sobre el proyecto de construir una Casa-Templo. La sesión extraordinaria no se celebró y todo parece indicar que fue motivado porque ya se habían hecho contactos de comprar la casa que durante años fue la Casa-Templo de “Montecristi” en la Calle José Martí No. 95, (actual Calle 21).

En la tenida correspondiente al día 28 del mes de Noviembre del año 1924, el Hno: Julián López y Becerra pregunta que solución se le iba a dar a la construcción que se estaba tratando de adquirir y que serviría de Casa-Templo de “Montecristi”. Que el dueño les había manifestado que deseaba que fuera lo más rápido posible esta compra-venta y que por el momento él se conformaba que le entregaran $300.00 y el resto después. En la propia sesión se le dio un voto de confianza al Venerable Maestro para hacer las negociaciones concernientes en la compra de la casa para la logia.

En la sesión celebrada el día 5 del mes de Diciembre del año 1924 el Secretario da cuenta a la logia con el documento de compra de la casa para la logia. Esta edificación, propiedad de la familia de Genarito Valdés, consistía en una casa de paredes de madera y techo de tejas criollas. Se encontraba bastante desvencijada y necesitada de reparación. Su frente daba para la Calle José Palacios (actual Calle 30), esquina a la Calle José Martí (actual Calle 21). En esta propia sesión se nombra al Hno: José María Pérez Paula para que dirigiera los trabajos de reparación de la casa adquirida y su acondicionamiento para el trabajo logial.

El día 23 del mes de Febrero del siguiente año 1925, los hermanos asistentes a la sesión tienen conocimiento que el importe de la reparación de la casa comprada y su acondicionamiento para Casa-Templo de “Montecristi” fue de $409.20. En la propia sesión se acuerda emitir bonos-pagaré por la cantidad de $5.00 cada uno, para que los hermanos los adquirieran y de esa forma se pagarían los gastos de reparación. Estos bonos serían reembolsables cuando la situación económica de “Montecristi” lo permitiera.

Todo cabe indicar que la sesión correspondiente al 3 de Abril del año 1925, fue la primera tenida que se celebró en la casa adquirida. Al comenzar el acta se impone “y reunidos en la Casa-Templo de esta Resp. Logia”. Las anteriores actas decían “y reunidos en el local que ocupa esta Resp. Logia”.

El Hno: Víctor Díaz le informa a la logia en la sesión del día 10 de Abril del año 1925 que al dueño de la casa adquirida se le deben $400.00 y que el próximo día 5 de Mayo se vence el plazo por él otorgado. No contando el tesoro de la logia con esa cantidad, se le da al V/Maestro un voto de confianza para que hiciera las gestiones que él creyera necesarias para obtener dicha suma de dinero. No obstante, en esa sesión, se acuerda entregarle al dueño de la casa, del Fondo de Beneficencia, la suma de $50.00, por estar necesitado.

Con fecha 17 del mes de Abril del año 1925, el Hno:. Ramón Fiallo, V/Maestro, le informa a los hermanos participantes de la sesión, que las gestiones realizadas por él con el fin de obtener los $400.00, que se le deben al dueño de la casa donde trabaja la logia, le han sido adversas. En esa sesión el V/Maestro hace un llamado a los hermanos que pudieran y estuvieran más desahogados, que adquirieran bonos-pagaré para poder terminar de saldar esa deuda.

En las sesiones trabajadas por la logia en los días 1, y 22 del mes de Mayo se acuerda entregarle al dueño de la casa $200.00. En la sesión del 12 de Junio la logia, en busca de fondos, determina dar una fiesta bailable y que amenizara la orquesta del Hno:. Felipe Valdés. Este baile produjo una ganancia de $361.00.

Por fin, en la sesión del día 14 del mes de Agosto de ese año 1925 se da cuenta a la logia con el pago de todo lo adeudado al dueño de la casa y que se corran los trámites necesarios para el otorgamiento de la correspondiente escritura pública. También en esta sesión se acuerda enviarle una plancha de gratitud al Sr. Genaro Sosa, dueño de la casa, por el tiempo esperado y los plazos que otorgó.

Después de una jornada de sacrificio y tesón, los masones de “Montecristi” poseen su Casa Templo y son propietarios de la misma. Esta era una casa pequeña y aunque le habían hecho reparaciones, aún carecía de las comodidades propias para el ejercicio de una logia, de un excelente mobiliario y otros menesteres. Como baño, una letrina existente en el patio.

Cuanta grandeza de espíritu y entrega a la masonería demostraron los hermanos de “Montecristi” de aquella generación. Eran hombres, en su gran mayoría pobres y eran momentos económicos difíciles. En busca de los fondos económicos necesitados, además de sacrificios personales, daban bailes y funciones de cine, tanto en Los Palacios, como en el Central La Francia y Paso Real. Todas las sesiones se pasaban dos sacos, uno era destinado para la Casa Templo y el otro para Beneficencia. El de Beneficencia todas las sesiones estaba comprometido en ayuda a personas necesitadas de la población. No todo era ganancia en sus empeños. En un baile que dieron en Paso Real se perdió la cantidad de $33.31, así también con una función de cine en el Central La Francia. No obstante estar la Logia “Montecristi” batallando por adquirir su Casa Templo y todo lo necesitado para el trabajo masónico, no dejaron un sólo momento de mantener su participación social, propia de la masonería, y de realizar labor benéfica.

En sesión celebrada el día 27 del mes de Noviembre del año 1925 se fijó la fecha del día 20 del mes de Diciembre para la Consagración de la Casa Templo e invitar al Gran Maestro, IH:. Carlos Piñeiro Crespo y Grandes Funcionarios a este acto y a la vez recibir la Carta Patente, que fue acordada por la Gran Logia extenderle a “Montecristi”, en la Sesión Semestral de ese año.

Los hermanos de “Montecristi” aspiraban tener una casa templo más decorosa y en la sesión del día 13 del mes de Agosto del año 1926 varios hermanos proponen la construcción de una casa templo o reconstrucción total con ampliación de la actual. El Venerable Maestro convoca la logia para sesión extraordinaria el día 16 del mes de Agosto, para tratar ese asunto. En esa sesión el Maestro informa que en estos momentos la logia cuenta con más de $400.00 para este asunto y el Hno: Víctor Díaz manifiesta que le escribió a una compañía constructora de casas y se podía fabricar una casa para la logia. Otros hermanos manifestaron que primero había que buscar un comprador de la actual casa y que se presenten planos y estudios económicos. La logia acuerda nombrar una comisión que se encargue de estos estudios y son nombrados los Hnos: José María Pérez Paula, Pablo Más Díaz, Higinio Hevia Hano y Cayetano Guerrero González. En la sesión del día 8 del mes de Octubre del año 1926 la comisión presenta su informe y aconsejan a la logia, que al no existir los fondos necesarios para cometer esta obra, por el momento se realicen reparaciones y ampliación de la actual casa templo para acondicionarla mejor al trabajo logial. La logia acuerda el dictamen aconsejativo de esta comisión y acuerdan suspender los trabajos masónicos hasta que se terminen los trabajos de reparación.

Con fecha 26 del mes de Noviembre del año 1926, ser reúnen los masones de “Montecristi” para celebrar sesión en su casa templo  reconstruida  y más ampliada; se mantenían las paredes de tablas y el techo, con cielo raso interior, de tejas criollas. En esa sesión se le comunica a la logia que el Hno: Higinio Hevia Hano prestó la suma de $500.00 para la terminación de la reconstrucción.

Después de pagar lo adeudado al Hno: Higinio Hevia y otras deudas, los hermanos de “Montecristi” desisten por el momento de sus propósitos de construir su casa templo. Eran años muy difíciles en el orden económico y muchos hermanos valiosos tuvieron que abandonar las filas de “Montecristi”, motivados por su penuria económica.

En la sesión del día 11 del mes de Febrero del año 1942 nuevamente se habla de la construcción de una casa templo y de crear los fondos necesarios para tal obra. La Logia “Montecristi” logra obtener el organizar y patrocinar la tradicional verbena de los días 1, 2 y 3 del mes de Mayo y que las ganancias que obtenga de este festejo sean utilizados para construir la casa templo. Para amenizar la verbena se contrataron orquestas de las más renombradas en el país en esos momentos. Para el día primero, Belisario López; para el día dos, Armando Valdés Torres y para el día tres Cheo Belén Puig. La celebración de la verbena les produjo una ganancia de $1,092.23.

Reunidos en sesión, el día 16 del mes de Agosto del año 1942, varios hermanos informan a la logia que tienen conocimiento que en la Calle Warren, entre las calles Antonio Maceo y José Martí (actualmente calle 20, entre Calle 23 y Calle 21) existe un solar de buenas proporciones propiedad del Sr. Olayo Fuentes Rodríguez y que este lo vende en la suma de $200.00. La logia nombra a los Hnos: Ramón Martínez Deibe y Antonio Abay para que se encarguen de la adquisición de este solar para la logia, si reúne los requisitos elementales para la construcción de la casa templo.

En la sesión del día 7 del mes de Octubre del año 1942, varios hermanos se manifiestan en que el importe de lo obtenido por la verbena y remanentes del fondo especial, no deben estar guardados en la caja fuerte del establecimiento del Hno: Mariano Méndez Rodríguez, El Encanto. Que deben estar depositados en la Caja Postal de Ahorros o en el banco en La Habana, donde tiene sus depósitos la Gran Logia. No se toma acuerdo sobre el asunto. Nuevamente, en la próxima sesión, otros hermanos tratan sobre el mismo asunto. El Venerable Maestro convoca la logia a sesión extraordinaria para el día 23 del mes de Octubre y en esa sesión se determinará sobre el particular.

En la sesión celebrada, mediante convocatoria extraordinaria, el día 23 de Octubre se da cuenta con una moción suscrita por los Hnos: Pablo Más, Luis F. Domínguez, Antonio Más, Vicente Lam, Genaro Delgado, Ramón Martínez Deibe y José Menéndez Cardama, en que proponen que se abra una cuenta a nombre de la logia en la Caja Postal de Ahorros y en la misma sean depositados los fondos de este taller. A esta moción se suman algunos hermanos. Puesta a votación la logia acuerda que esos fondos se mantengan depositados en la caja del establecimiento El Encanto, propiedad del Hno: Mariano Méndez.

En los primeros meses del año 1943, nuevamente el ansiado deseo de construir la casa templo se apodera de los miembros de “Montecristi”. Para este propósito celebran sesiones extraordinarias, hacen planes, presentan proyectos, adquieren por el valor de $200.00 el solar situado en la Calle Warren, propiedad del Sr. Olayo Fuentes Rodríguez, y lugar donde se construirá la proyectada edificación. Ponen en venta la casa templo y otra vez, en busca de fondos económicos, se dedican a la emisión de bonos-pagaré por un valor de $5.00 cada uno.

El Hno: José María Pérez Paula se opone a que de inmediato se comience la fabricación de la obra, alegando que los fondos existentes no cubrían los gastos de la edificación y que él deseaba, como todos “que fuera un templo que embellezca al pueblo y prestigie a la masonería, que engrandezca y sea orgullo de sus iniciadores y que, en fin, sea una obra terminada”. Este alegato de oposición del Hno: Pérez Paula, ejemplo de masón, lo hace a través de una hoja impresa que redactó con el nombre de “Exposición” y la distribuyó entre los miembros de la logia. A pesar de esta fundamentada oposición, y la de otros hermanos, la logia, en la sesión del día 6 del mes de Octubre del año 1943, acuerda comenzar la obra y nombra al Hno. Pablo Más Díaz al frente de las operaciones económicas de la fabricación.

El día 9 del mes de Noviembre del año 1943 fue una fecha fatídica para la Logia “Montecristi”. En ese día un voraz incendio destruyó totalmente la tienda “El Encanto”, propiedad del Hno: Mariano Méndez, y también su casa vivienda, adjunta a la tienda. Muy poco se pudo salvar del siniestro. Los fondos de la logia para la construcción del templo, que estaban depositados en la caja fuerte del establecimiento, fueron  devorados  íntegramente  por  las  llamas.

En la sesión del día 10 del mes de Noviembre del año 1943, el Hno: Lucilo Díaz Fernández, a la sazón Alcalde de Los Palacios, informa ampliamente a la logia sobre el suceso: “que todo se destruyó y el establecimiento no estaba asegurado”. Varios hermanos se pronuncian que de inmediato se detenga la construcción de la casa templo y se utilicen los materiales existentes, así como el importe de los bonos-pagaré que en lo adelante adquieran los hermanos, para construir la tienda “El Encanto” y la vivienda del Hno: Mariano Méndez. Se convoca la logia para sesión extraordinaria el día 15 del mes de Diciembre, para tratar sobre el asunto.

En la sesión extraordinaria convocada, la logia determina “que sobre el Hno: Mariano no debe existir reclamación alguna y acuerda liberarlo de toda responsabilidad por los fondos de la logia, depositados en la caja de su establecimiento, y que se quemaron en el incendio. Ya que la logia no aceptó la proposición de depositar estos fondos en un banco o en la Caja Postal de Ahorros y acordó mantenerlos en ese lugar”. También se acuerda que cuando se termine la construcción de la tienda, se transcriba una escritura donde se recoja todo lo gastado en materiales y en efectivo y que el Hno: Mariano se comprometa en pagarlo.

“Montecristi” puso a disposición del Hno: Méndez, para la construcción de su tienda, todos los materiales que habían adquirido para la fabricación de su casa templo y todo el efectivo existente. La fabricación de la tienda, que  a partir de ese momento comenzó a llamarse “El Nuevo Encanto”, concluyó en el mes de Julio del año 1945. La logia, en sesión celebrada el día 25 del mes de Julio del año 1945, acuerda que el Hno: Mariano Méndez suscriba un documento notarial, haciendo constar en el mismo la deuda que tiene del edificio construído en la Calle Maceo No. 54, con la Logia “Montecristi” y varios hermanos del taller. Son nombrados los Hnos: César Odriozola, Emilio Puentes, Mateo Gómez y Santos Fernández para fiscalizar la deuda y revisar el documento y que primero debe hacerse un borrador de esta documentación, para darlo a conocer a la logia.

Después de la fecha del día 9 del mes de Noviembre del año 1943, día en que la logia pierde todas las finanzas destinadas a la construcción de su templo en el incendio de la tienda “El Encanto”, por varios años los hermanos de “Montecristi” abandonaron la idea de la construcción de su Casa Templo.

En el año 1947 ocupa la Veneratura el VH:. Aurelio Fúster Crespo y concibe la idea de construir la Casa Templo en el mismo lugar. Para este propósito, el cual fue apoyado, solicita el concurso económico de la logia. Con fecha 1 de Abril de ese año 1947 se dirige en carta al Ayuntamiento de Los Palacios en solicitud de permiso para la construcción de un edificio de mampostería y tejas y cuyos planos adjunta a la solicitud. También informa al Ayuntamiento, en su solicitud, que el edificio será edificado en un solar propiedad de la Iglesia Jesús Nazareno de este pueblo y cuya posesión tiene la Logia “Montecristi” hace más de 25 años.

El Hno: Fúster obtiene del presbítero Joaquín Valdés Pérez, Cura Párroco de Los Palacios en ese entonces, certificación de reconocimiento de posesión de la logia del terreno, lo que legalizan ante el Notario Público Dr. Alberto Jardines Lozano. Con fecha 3 del mes de Abril el Ayuntamiento de Los Palacios concede la licencia de fabricación y con fecha 2 del mes de Junio de ese año 1947, el Hno. Fúster Crespo, V/Maestro, le informa al Ayuntamiento de la terminación de la obra.

La edificación construída amplió considerablemente las dimensiones de la Casa Templo. La estructura quedó en forma de L, y una parte daba para la Calle José Martí y la otra para la calle José Palacios. La entrada principal era por la Calle Martí. Las paredes fueron construídas de mampostería (ladrillos) y se mantenía el techo de madera y tejas criollas. El amplio portal, de una punta a la otra, fue dotado de una baranda.

Aunque la nueva edificación poseía más amplitud y brindaba más comodidad al trabajo logial, los hermanos de “Montecristi” aún no estaban satisfechos y mostraban su inconformidad, deseaban una Casa Templo nueva.

En el año 1951 el deseo de construir su Casa Templo, nuevamente se apodera de los masones palaceños. Temprano en la fecha del día 7 de Febrero del año 1951 presentan moción sobre este sentido y se acuerda que cada miembro contribuya, como mínimo, con la suma de $10.00 y se acuerda que sea convocada la logia a una sesión especial para tratar el asunto. La sesión especial se celebró el día 28 del mes de Febrero y en la misma se dio cuenta con una moción suscrita por siete hermanos, donde proponían que se ratifique el aporte de $10.00, como mínimo de contribución económica por parte de los hermanos, y que se nombre una comisión para que estudie todo lo relacionado con la construcción del templo e informe periódicamente a la logia. Esta moción es acordada en todas sus partes y se crea una comisión denominada “Comisión de Estudios y Finanzas Pro Casa Templo”. Fueron nombrados para integrar esta comisión, los hermanos Pedro Martín, Eligio Rodríguez, Félix María Fernández, José Rodríguez Fraga, Nicolás Morales Suteras, José María Pérez Paula, José Menéndez Cardama, Emilio Díaz, Abelardo Dancausse, José Fontela Sordo y Avelino Rodríguez.

La Comisión de Estudios y Finanzas Pro Casa Templo se reúne  el día 5 del mes de Marzo del año 1951 y acuerda nombrar la directiva de esta comisión. El Hno. Félix María Fernández es nombrado Presidente y los hermanos José María Pérez Paula y José Menéndez, Secretario y Tesorero respectivamente. Los demás integrantes de la comisión serán Vocales. Entre otros acuerdos tomados por la comisión figura el de reunirse todos los lunes y que el templo se construya con el producto de una colecta entre todos y cada uno de los miembros de la logia; un aporte del tesoro de la logia y cualquier otro aporte, siempre sin infringir el código masónico.

La comisión exhorta, en un acta impresa, que los miembros del taller aporten la mayor cantidad que le permitan sus recursos económicos y se les concede un plazo de un año para realizar los aportes. También solicitan el aporte de materiales, herramientas y transporte, así como el trabajo físico. Este acuerdo y planteamientos de la comisión fueron acordados por la logia en la sesión del día 7 del mes de Marzo del año 1951.

De inmediato la logia comenzó a trabajar en el acopio de los fondos financieros para comenzar la obra. En la sesión especial convocada para el día 1 del mes de Septiembre del año 1952, el Hno. Félix M. Fernández, V/Maestro, le explica a la logia que los fondos disponibles para la fabricación son de $4,000.00 y que los costos de la fabricación se aprecian en alrededor de $10,000.00. Que había la necesidad de suscribir un título de póliza con el Banco de Capitalización Hogar Propio por la cantidad de $5,000.00, ya que tenemos la necesidad de esa suma. Pagando mensualmente una póliza de $40.00. La logia acuerda que se suscriba dicho préstamo para que se comience de inmediato la obra. Al siguiente día es suscrito el convenio.

En el mes de Junio del año 1955 se firma contrato de construcción de la Casa Tempo con el contratista Hno: Obdulio Millán, miembro de la Resp. Logia “Vida Espontánea”. El precio de construcción fue convenido en la suma de $8,600.00. Son nombrados en comisión los Hnos. Félix M. Fernández, Emilio Díaz Fernández y Secundino Fernández Cadermo, para que realicen los trámites concernientes con el Banco Hogar Propio a fin de facilitar la obtención de los cinco mil pesos solicitados.
Las gestiones con la entidad Hogar Propio fueron infructuosas. Este banco impuso determinadas formalidades, imposibles de cumplir. Los trabajos de construcción de la Casa Templo, ya habían comenzado.

De nuevo se encuentran los masones de “Montecristi” para llevar a feliz término la terminación de su Casa Templo, con la misma situación adversa que siempre gravitó sobre ellos: la carencia de fondos financieros.

Los miembros de “Montecristi” se crecen ante esta situación. Muchos hermanos hacen aportes extraordinarios. La logia acuerda pasar los fondos de Beneficencia y el Panteón para el tesoro de la logia y que sean utilizados en la construcción de la Casa Templo. La Logia AJEF y las Hijas de la Acacia envían su modesta cooperación. El Capítulo Filosófico “José R. Costa No. 92”, de los valles de San Cristóbal, envía una contribución de $60.00.

En la noche del día 24 del mes de Octubre del año 1956, en Sesión Extraordinaria, se le informa a la logia del agotamiento de los fondos económicos para poder terminar la obra y que según los cálculos más conservadores faltan alrededor de $1,800.00. Acuerdan poner de inmediato en venta la actual Casa Templo de la Calle José Martí No. 95, en un precio que oscile entre $1,300.00 y $1,500.00. Esta edificación fue comprada por el Hno: Rufino Páez Crespo, pagando por su adquisición la suma de $1,500.00.

Las elecciones generales de la Logia “Montecristi” para el año 1956, estaban señaladas para el domingo 9 de Diciembre. Estas elecciones fueron suspendidas para celebrarlas en la nueva Casa Templo el domingo 30 de Diciembre. Siendo estas elecciones la primera sesión que celebró la Logia “Montecristi” en su nueva sede social.

Al fin los hermanos de “Montecristi” convertían en realidad sus ilusiones, surgidas en los albores del año 1924, de construir su Casa Templo. Esto fue posible a merced del tesón y perseverancia desplegado, cualidades que siempre han distinguido a los miembros de esta logia. Penoso y triste que una pléyade de legítimos hermanos, dentro de ellos, Ramón Fiallo Borges, Antonio Valdés Valdés, Pablo Más Díaz, Julián López Suárez y José María Pérez Paula no hayan podido llegar al final de la jornada y sus ojos recrearse ante la culminación del anhelado templo, por encontrarse morando en el Eterno Oriente.

Los masones de “Montecristi” se mudan a su nueva casa con el mismo mobiliario que tenían en la anterior y con ciertas necesidades. El nuevo templo carecía de agua, aún no existía el Acueducto de Los Palacios. Aunque el solar comprado poseía un pozo, este estaba seco y tuvieron que profundizarlo para su uso. Fue dotado de una bomba eléctrica de extracción de agua, y fue resuelta esta situación. Más adelante fue construído el cuarto de desahogo al fondo el edificio, cercado el solar, construída la pared muro que por el lateral derecho separa la logia del almacén de Miguel J. Abay y construída la baranda en el frente, que la separa de la acera pública. El cielo raso de la cámara, en forma de cúpula, fue bellamente decorado por un pintor del pueblo de Viñales, a un costo de $300.00. Este pintor se llamó Ibrahim Delgado.

Un carpintero ebanista de Paso Real, Jacinto Rodríguez, les fabricó los tres sitiales, con sus mesitas, que se encuentran en la Veneratura y las Vigilancias a un costo de $60.00. Este carpintero diseñó las butacas de la cámara y les dio el precio de $6.00 cada una, incluyendo en su terminación el lacrado y barnización. Algunos hermanos, logias y profanos donaron butacas a la logia.

Durante años el mobiliario de la logia se combinó entre las nuevas y relucientes butacas y las viejas sillas del anterior templo. En el año 1985 se construyeron 42 butacas idénticas a las construídas por el carpintero Jacinto Rodríguez y se retiraron las añejas sillas.

En la sesión del día 8 del mes de Julio del año 1959, faltando pocos meses para cumplirse tres años que los masones de “Montecristi” habitaban su nueva sede, el Hno: René Nardo Ipsán se expresa en relación a la inauguración y consagración de la Casa Templo y se discute extensamente sobre este asunto. Se crea una comisión con el nombre de “Comisión de Inauguración y Festejos de la Casa Templo de la Resp. Logia “Montecristi” y es facultada esta comisión para que se ocupen de todo lo concerniente con este gran evento, que se invite al Gran Maestro para este acto y fue señalada la fecha del 29 de Noviembre del año 1959 para la consagración de la Casa Templo. La comisión quedó integrada de los hermanos Félix M. Fernández, René Nardo Ipsán, Nicolás Morales Suteras, Luis Herrera Alfonso, Oscar Díaz Machó, Higinio Hevia Hano, José Fontela Sordo, José Antonio Ipsán Hernández, Emilio Díaz Fernández y Oscar Ipsán Hernández.

En la sesión celebrada el día 9 del mes de Septiembre del año 1959 la Logia “Montecristi” se ve en la penosa necesidad de suspender la inauguración y consagración de la Casa Templo, motivado por la “crisis especial” por la que  atravesaba la Logia “Montecristi” en esos momentos. Su Venerable Maestro, el Hno. Félix M. Fernández, había solicitado su renuncia y pedido Carta de Retiro. La logia por unanimidad, en sesión celebrada el 23 de Septiembre, acordó no concederle la renuncia y no otorgarle la Carta de Retiro.

Por esta “crisis especial” que  atravesó “Montecristi” en el año 1959, atravesó  también  la Gran Logia, todas las logias de Cuba, la familia cubana y demás sociedades. Nada ni nadie quedó al margen de la vorágine de pasiones que se apoderó de todos los sectores de la sociedad cubana, producidos estos aires pasionales por una transformación en lo político, económico y social que una revolución triunfante comenzaba a experimentar.

¡Qué ironía del destino!. Los masones de “Montecristi”, después de tanto sacrificio y batallar, poseen su nueva morada y todavía la CASA TEMPLO NO HA SIDO CONSAGRADA.

Casa situada en la Calle Serafín García, (actual Calle 28), casi
esquina con la Calle Ramón Cruz, (actual Calle 19), donde
vivió el VH:. Ramón Fiallo Borges, lugar donde se
celebraron las primeras sesiones de "Montecristi", en la
reorganización del año 1924, tercera y última etapa.




Casa situada en la Calle José Martí (actual Calle 21), esquina
con la Calle José Palacios, (Valverde), (actual Calle 30), local
donde radicaba la Resp. Logia "Montecristi", antes de la
construcción del edificio propio, situado en la Calle Warren,
actual Calle 20).

Resp., Meritoria y Centenaria Logia "Montecristi", situada actualmente en la Calle Warren (actual Calle 20).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.